Blog

¿Cuál es la temperatura perfecta para la cerveza? ¿Muy fría, fresca, tibia o caliente?

By 08/06/2020 No Comments

Refrescarse con una cerveza fría en un día caloroso o disfrutar una cuádruple a temperatura ambiente en una noche invernal. El placer es el mismo, pero los sabores son completamente diferentes. La temperatura de la cerveza influye mucho en el sabor.

Un cervecero sabe perfectamente a qué temperatura debe servir su cerveza para que disfrutes de la mejor experiencia de sabores y también te dará los mejores consejos. Al servir la cerveza a una determinada temperatura, puedes disfrutar de sus sabores al máximo. Está claro que no hay que beber cerveza con un termómetro en la copa, pero con la ayuda de estas tres reglas, no te costará nada saber la temperatura perfecta para tu cerveza.

#1 | Una cerveza demasiado fría es mejor que una demasiado caliente

Las cervezas de baja fermentación, como las cervezas Pilsen, deben beberse muy frías. Te aconsejamos, pues, ponerlas en los sitios más fríos del refrigerador: en la parte de abajo o al fondo. Cuando te apetezca tomarte una, tendrá la temperatura perfecta: entre tres y cinco grados centígrados. Cada vez vemos más personas que beben la cerveza Pilsen a temperaturas alrededor de los cero grados. En este caso, hay que tener en cuenta que se pierde mucho sabor, aunque con una cerveza Pilsen que se bebe como un refresco, el sabor no desempeña un papel tan importante.

Las temperaturas bajas también son muy buenas para las cervezas de fermentación mixta, como las lambic y las gueuze. Las cervezas de alta fermentación se beben mejor a temperaturas ligeramente más elevadas. Te aconsejamos ponerlas en la parte más alta del refrigerador y esperar un rato antes de beber una. De este modo, si la cerveza está demasiado fría, tiene tiempo para templarse y liberar sus sabores deliciosos. Cuando los aromas de la cerveza te despierten los sentidos, sabrás que es hora de bebértela.

#2 | Una cerveza con más alcohol se sirve menos fría.

Cuanto más elevado sea el porcentaje de alcohol, más caliente se beberá la cerveza. Esta regla básica es fácil de recordar y no hay ninguna excepción. Puedes almacenar estas cervezas en el refrigerador, pero es aconsejable sacarlas del frío cuando quieras beberlas. Así, la cerveza tendrá tiempo suficiente para alcanzar la temperatura perfecta.

La regla es que se aconseja servir la cerveza a una temperatura un poco más alta que el porcentaje de alcohol de la cerveza. Esto se aplica perfectamente a las cervezas St-Louis de Kasteel Brouwerij Vanhonsebrouck. Los porcentajes de alcohol oscilan entre 2,6 y 3,2 por lo que estas cervezas de fruta suelen servirse a unos cinco grados centígrados. En este caso, esta afirmación sí tiene excepciones.

#3 | Rebélate y experimenta

Sobre gustos no hay nada escrito. Como la temperatura influye mucho en el sabor de la cerveza, te aconsejamos experimentar con diferentes temperaturas para servirla. Atrévete a probar y echa las reglas por la borda. A lo mejor descubres que una cerveza negra sabe mucho mejor cuando se sirve a una temperatura más baja que la temperatura aconsejada. También puedes comparar dos cervezas iguales y así descubrir la influencia de la temperatura en su sabor.

 

Temperaturas recomendadas de Kasteel Brouwerij Vanhonsebrouck

Cervezas Kasteel
Kasteel Rouge, Kasteel Tripel y Kasteel Hoppy 6 °C
Kasteel Tripel 9 °C
Kasteel Donker 12 °C
By Kasteel
Barista Chocolate Quad, Trignac y Cuvée du Château 12 °C
St-Louis
Premium Kriek, Premium Framboise, Premium Pêche, Premium Gueuze, Kriek Fond Tradition y Gueuze Fond Tradition 5 °C
Kriek Lambic 6 °C
Bacchus
Oud Bruin Flamenca, Cerveza de cerezas y Cerveza de frambuesas 5 °C
Otras cervezas
Brigand y Filou 8 °C
Slurfke 12 °C