Disfrutar de forma responsable

Una cerveza fabricada con amor se bebe con sentido común.

Tanto en casa como en un bar o con amigos podemos descubrir el amplio surtido de cervezas. Nuestra cervecería recomienda a los aficionados a la cerveza que consuman alcohol de forma responsable. Esta es la razón por la que insistimos en que la gente disfrute de nuestra herencia belga de la mejor manera: con moderación y sobre todo con mucho sabor.

Disfruta de una cerveza especial solo o con amigos y recuerda que no hay que pasarse. Te lo decimos nosotros: con sola cerveza disfrutarás aún más.

Nuestra artesanía

¿No te has preguntado por qué nuestra cervecería denomina a sus cervezas «cervezas especiales»? Esto tiene que ver con la definición general de cervezas especiales. Según el diccionario, a una cerveza se le puede llamar especial cuando se elabora de manera diferente a una cerveza pils. En nuestra cervecería no se fabrican cervezas de baja fermentación, por lo que todas nuestras cervezas son especiales.

En nuestra opinión, hay un segundo significado del término «cerveza especial». En primer lugar, cada cerveza es especial ya que se fabrica con pasión y amor por la artesanía. Es por eso que cada una de nuestras cervezas merece toda tu atención al beberla. Bebe una cerveza especial mientras charlas con un amigo. Tómate el tiempo para disfrutar de cada trago y descubre sabores que nunca antes habías probado.

Todas las cervezas

Patrimonio mundial

A finales del año 2016, la cultura de la cerveza belga fue reconocida como patrimonio mundial por la UNESCO. Una de las razones determinantes han sido las campañas de sensibilización de los cerveceros belgas entorno al consumo de alcohol. Como socio de esta organización milenaria, nuestra cervecería también arrima el hombro en estas campañas.

Conducir y beber alcohol no son compatibles y cada año la campaña BOB, que intenta sensibilizar a la gente, así lo transmite. La campaña de sensibilización se dirige a jóvenes y mayores y tiene un efecto muy útil. Año tras año, los casos de consumo de alcohol y conducción disminuyen, y otros 17 países han copiado el concepto. Con la campaña «¿Tenéis 16? ¡No me decepcionéis!» los cerveceros belgas quieren sensibilizar a todo el mundo para que no vendan alcohol a los menores de 16 años. El cuerpo y el cerebro de este grupo de jóvenes aún se están desarrollando. Los menores de 16 años no siempre saben detectar los riesgos y por eso somos responsables de no vender ni promocionar el consumo de alcohol a jóvenes menores de 16 años.

Nuestro punto de vista

Desde el inicio de la cervecería en 1900 tenemos un solo objetivo: elaborar cervezas especiales para que disfrutes. Tenemos mucho respeto por nuestra cultura cervecera y esto se ve en nuestras cervezas. Esperamos que los aficionados a nuestras cervezas estén de acuerdo con nosotros y disfruten de nuestro patrimonio belga.

Historia de la cervecería