BlogSin categorizar

¿Cerveza en lata, en botella o de barril? Examinamos todos los pros y los contras

By 08/06/2020 No Comments

No faltan sabores y estilos en el mundo de la cerveza. También en materia de venta de cerveza hay muchas posibilidades. La cerveza de barril es indispensable en la hostelería, mientras que la cerveza en botella se bebe sobre todo en casa. Y también la cerveza en lata tiene sus momentos. Hemos estudiado detenidamente el barril, la botella y la lata y hemos descubierto las ventajas y desventajas de cada uno de los envases.

Primero, es importante conocer los factores que influyen en el sabor de la cerveza: el oxígeno, la luz y la temperatura. El oxígeno hace que la cerveza se oxide y, de esta forma, da la oportunidad a las bacterias de convertir el alcohol en ácido acético. La luz cambia el carácter del lúpulo y la temperatura puede quitar algunos aromas de la cerveza. Para evitar todo esto, es necesario elegir un envase que permita esquivar tantos de estos factores como sea posible. Y esto es posible tanto con la cerveza de barril, en botella o en lata.

Al fondo del barril

Empezamos sumergiéndonos en un barril de cerveza. Los barriles protegen la cerveza de la influencia del oxígeno y de la temperatura. Un barril contiene menos aire por cantidad de cerveza, por lo que la cerveza no se oxida tan rápido. Además, un barril tiene una temperatura constante porque se refrigera continuamente. Como consecuencia, el sabor no se ve afectado.

Sin embargo, la cerveza de barril tiene una desventaja que a lo mejor ya has experimentado. La cantidad de dióxido de carbono en la cerveza de barril a menudo es más alta que en la cerveza en botella o en lata. El dióxido de carbono asegura la presión en el barril, pero también incrementa la posibilidad de que tengas dolor de cabeza después de haber bebido algunas cervezas. Afortunadamente, puedes eliminar esta desventaja con un poco de sentido común.

El color es decisivo

Las fábricas de cerveza se esfuerzan mucho en diseñar la etiqueta de la botella de cerveza porque también hay que cuidar el aspecto. ¿Pero esas falsas apariencias de verdad contribuyen al sabor de la cerveza? En el caso de la segunda fermentación en botella, estamos seguros de que es verdad.

Pero al examinar la botella de vidrio más en detalle, nos topamos con algunas trampas. En el supermercado o en los bares sobre todo vemos botellas de cerveza marrones, porque este color protege mejor contra la luz y, como ya sabemos, la luz afecta al sabor de la cerveza. Los rayos ultravioleta destruyen las moléculas de lúpulo, lo que resulta en un sabor desagradable. Puedes hacer la prueba de fuego en casa: pon una botella de cerveza en el refrigerador durante una semana y pon otra en el alféizar de la ventana. Ya sabemos decirte qué cerveza acabará en la basura.

No obstante, en algunos sitios también vemos que se usan botellas de cerveza verdes y transparentes. Que conste que estas botellas de cerveza no protegen o solo protegen un poco contra los rayos de luz. De ahí que las cervecerías busquen formas creativas para conservar las botellas en un lugar fresco y oscuro. A menudo suele haber una pieza de cartón en la caja de cervezas en botellas transparentes o verdes. O las botellas se enrollan en papel que sirve como etiqueta, como las cervezas Bacchus de Kasteel Brouwerij Vanhonsebrouck.

Conservar en un lugar fresco y oscuro

Es lógico que las cervecerías no lo controlen todo. En los supermercados, las botellas de cerveza se exponen a la luz durante mucho tiempo. Si las botellas de cerveza se encuentran al lado de una ventana, no hay duda de que los sabores no tendrán la proporción correcta. También la luz de neón puede afectar al sabor de la cerveza en botella.

Además, la temperatura desempeña un papel muy importante, ya que es lógico que las botellas de cerveza cambien de temperatura más que los barriles. Por último, una botella de cerveza no es enteramente impermeable al oxígeno, por lo que la cerveza se oxida más rápido. Y desafortunadamente, esto también afecta al sabor de la cerveza. Estas desventajas no se aplican tanto al pedir una cerveza en botella en una cervecería, porque los dueños de un bar son conscientes de la influencia de la temperatura y la luz y conservan sus existencias en un lugar oscuro y fresco.

El sabor de cerveza en lata

La cerveza en lata es cada vez más popular y ya no recuerda a las cervezas Pilsen baratas. La gente cede cada vez más ante las numerosas ventajas de una cerveza en lata. Las primeras latas de cerveza se llenaron en 1935 en la empresa americana Kreuger Beer. Fue un plan muy meditado, ya que el aluminio es impermeable a la luz y al oxígeno. La cerveza no se puede oxidar ni entrar en contacto con rayos de luz. En otras palabras: la cerveza mantiene su sabor original.

Sin embargo, algunos afirman que el aluminio le da a la cerveza un sabor metálico. Es posible que fuera así con las primeras latas de cerveza, pero hoy en día el proceso de fabricación de las latas de aluminio es tan avanzado que el material no le da ningún sabor a la cerveza. Si notas algún sabor metálico, probablemente te lo estés imaginando y, en todo caso, siempre puedes verter la cerveza en una copa. Al fin y al cabo, en muchas ocasiones no bebemos la cerveza directamente de la botella, entonces ¿por qué sí beberla de la lata?

Lata por el medio ambiente

Como la cerveza en botella, la cerveza en lata es sensible a los cambios de temperatura. A pesar de esto, la cerveza en lata se enfría mucho más rápido que la cerveza en botella. No es necesario poner la lata en el refrigerador durante muchas horas, por lo que se consume menos energía. Esto se nota en la factura de energía y a largo plazo es mejor para el medio ambiente.

Y no se puede negar que la cerveza de lata es preferible para la naturaleza, porque la lata es totalmente reciclable. También es más fácil apilar latas que botellas. Como consecuencia, un camión puede transportar más cerveza en lata que en botella y no tiene que hacer tantos viajes, lo que tiene menos emisiones como resultado.

Ponlo todo en la balanza

Con tres tipos de envase, cada uno con sus muchas ventajas para el sabor, no tenemos que preocuparnos. Barriles, botellas y latas, de una u otra forma, encuentran el camino hacia los aficionados a la cerveza. En una cervecería nos gusta beber cerveza de barril y en casa preferimos cerveza en botella. En eventos, la cerveza en lata comienza a popularizarse gracias a las cervecerías que se esfuerzan en fabricarla. A finales del año 2019 Kasteel Brouwerij Vanhonsebrouck de Izegem presentó sus cervezas en lata. De esta forma, la cervecería familiar de cervezas especiales da el pistoletazo de salida hacia un futuro próspero. Les toca a las cervecerías continuar innovando en materia de envases duraderos para que el consumidor, de manera justificada, pueda disfrutar de un amplio surtido de cervezas.